12 señales de alarma de depresión

¿Te está ocurriendo?

¿Nada te importa?

¿Agotada mentalmente?

¿El descuido te ganó?

¿Pesimismo y pérdida de esperanza?

Comprendemos cómo te sientes

Ingresa tus datos y te enviaremos, ahora mismo, 12 tips sobre la depresión.

Ven a conversar con nosotros para recuperar tu energía.

l

Reservar tu Hora

reservarhora@novasaludsa.cl

Llámanos

+56 2 2912 1200

¿Cuanto te pesa la culpa?

¿Remordimientos?

¿Es culpa u otra emoción?

¿No dejas de pensar en ello?

¿Sientes tensión en los hombros y nervios en el estómago?

Comprendemos cómo te sientes

Ingresa tus datos y te enviaremos, ahora mismo,   6 pasos que te ayudarán a entender como te sientes.

Ven a conversar con nosotros para alivianar tu mochila.

l

Reserva Tu Hora

reservarhora@novasaludsa.cl

Llámanos

+56 2 2912 1200

5 pasos para recuperar el optimismo en la Tercera Edad

 

¿Sientes tristeza?

¿Desesperanza?

¿Tus días son interminables?

¿Nada te interesa?

 

Comprendemos cómo te sientes

Ingresa tus datos y te enviaremos, ahora mismo, 5 pasos que te ayudarán a mejorar tu bienestar.
Ven a conversar con nosotros para recuperar tu optimismo.

l

Reserva Tu Hora

reservarhora@novasaludsa.cl

Trastornos por usos de sustancias y violencias contra las mujeres

Mº de los Angeles Lobos Palacios, Psicóloga (Universidad de Chile). Directora Centro Tratamiento Ambulatorio Dianova, Viña del Mar
Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló en su informe, “Depresión y otros Desórdenes Mentales Comunes”, que Chile se encuentra dentro de los países con más trastornos del ánimo en la región. Más de un millón de chilenos sufre ansiedad y 850 mil tienen depresión. La prevalencia de síntomas depresivos casi se triplican en mujeres y en general los trastornos de salud mental tienden a afectar más a este sector de la población (Ministerio de Salud, MINSAL, 2010; Vicente, B. y colaboradores, 2002).
Dentro de los trastornos de salud mental, el consumo problemático de drogas ha adquirido mayor visibilidad en los últimos años en la población femenina. Es un fenómeno complejo y multicausal, y tiende a estar entrelazado con otras problemáticas de índole psicosocial. De las 54 mujeres tratadas el año 2016, en el Centro de Tratamiento Ambulatorio Dianova Viña del Mar, un 83% tiene antecedentes de violencia intrafamiliar y/o abuso sexual1 (Sistema de Información y Gestión de Tratamiento, SISTRAT, 2016).
El objetivo del presente artículo es evidenciar la estrecha relación existente entre los trastornos por usos de sustancias (TUS) y las violencias contra las mujeres (VCM), así como los modos en que ambos fenómenos se concatenan, desde una perspectiva de género.
El situarse desde un enfoque de género permite dar cuenta de los efectos de la socialización de género e implica identificar las problemáticas específicas que aquejan a las mujeres que acuden a nuestros centros y los efectos de haber sido socializadas como tales, incluyendo las repercusiones en su trayectoria de consumo (motivaciones, procesos de recaídas, patrones de consumo, etc.). El género es una construcción simbólica -por ende cuestionable y mutable- basado en la diferencia de los sexos, que incide en la constitución subjetiva, crea identidad y dicta pautas de comportamiento. Históricamente se ha evidenciado una desigualdad estructural entre hombres y mujeres, producto de una subvaloración del género femenino (Martínez, 2008) Descargar Lectura Completa 

Tu nombre (requerido)

Correo (requerido)

Selección:

Tu Mensaje

 

Competencia ocupacional como factor protector del consumo de drogas

Ps. Karin Renck

Un ser ocupacional es un ser que realiza actividades con propósito y significado para sí mismo. En el ejercicio de tales actividades experimenta por si misma sus limitaciones y capacidades, construyendo su identidad ocupacional y asumiendo roles vitales (padre, madre, estudiante, trabajador) (1).

La capacidad para actualizar o poner en práctica esa identidad ocupacional, se le llama competencia ocupacional. Esta implica planificar y organizar determinadas actividades específicas asociadas a las necesidades que espera cubrir, implicadas al ejercicio de ciertos roles (1).

Entonces, mientras la identidad ocupacional se refiere a cómo la persona siente y piensa acerca de si misma como ser ocupacional, la competencia ocupacional es la puesta en práctica de la identidad ocupacional a través de conductas que implican lo neuromuscular, integración sensorial, cognitiva, psicológica y social. De este modo la persona logra su máxima adaptación, lo cual refleja  un equilibrio ocupacional entre el trabajo, el tiempo libre y el autocuidado (1).

Cuando una persona está involucrada en el consumo problemático de drogas, presenta serias dificultades para organizar y ejecutar una rutina que tenga equilibrio en el desempeño ocupacional, es decir, entre las actividades productivas, de diversión y autocuidado (1). Al prestar atención a la organización del tiempo utilizado en actividades diarias específicas, la persona con consumo de alcohol/drogas presentaría una historia ocupacional desequilibrada o disfuncional (1). Probablemente su identidad ocupacional y su competencia ocupacional están viéndose afectadas.

La identidad ocupacional se refiere a cómo la persona piensa y siente acerca de si misma como un ser ocupacional (1). Involucra:

  • Tener metas personales y proyectos
  • Un estilo de vida ocupacional
  • Esperar el éxito
  • Aceptar responsabilidades
  • Valorar habilidades y limitaciones
  • Tener compromisos y valores
  • Reconocer identidades y obligaciones
  • Tener intereses
  • Haberse sentido eficaz (pasado)
  • Haber encontrado sentido / satisfacción en su estilo de vida (pasado)
  • Haber realizado elecciones ocupacionales (pasado)

La competencia ocupacional es la capacidad que tiene una persona para actualizar o poner en práctica una identidad ocupacional de modo que produzca satisfacción para sí mismo y cubra las demandas del ambiente (1). Contempla el mantener un patrón de rutina ocupacional que cubra roles, genere satisfacción, permita la expresión de intereses y conlleve además el cumplimiento de estándares personales (1). De este modo, el equilibrio ocupacional se ve mermado. La competencia ocupacional implica:

  • ƒ Mantener un Estilo de Vida Satisfactorio
  • ƒ Cumplir con las expectativas de sus roles
  • ƒ Trabajar hacia metas personales
  • ƒ Cumplir con los estándares de rendimiento personales
  • ƒ Organizar su tiempo para cumplir responsabilidades
  • ƒ Participar en intereses
  • ƒ Haber cumplido con sus Roles (pasado)
  • ƒ Haber mantenido hábitos (pasado)
  • ƒ Haber logrado satisfacción (pasado)

Podría decirse que un factor protector del consumo problemático de drogas tiene que ver con el grado de autoeficacia que la persona experimenta. Por autoeficacia se entiende los juicios sobre el grado en que uno mismo puede organizar y ejecutar patrones de acción requeridos para tratar con situaciones futuras que contienen elementos ambiguos, impredecibles y a menudo estresantes (2). Entonces la experimentación de actividades que pongan a prueba las habilidades personales, superar limitaciones, hacer un esfuerzo sostenido, iría construyendo una identidad ocupacional, y el mantener un patrón emocional y conductual que permita poner en práctica y actualizar dicha identidad, fortalecería el grado de competencia ocupacional. Estos aspectos mantendrían a la persona, especialmente al adolescente y al joven adulto, enfocado en una vida activa con propósito, en un contexto de equilibrio ocupacional. Estos mismos aspectos se presentan relevantes en los procesos de rehabilitación del consumo de drogas, dado que la confianza en la propia eficacia influye en el esfuerzo empleado en los procesos de cambio. Por otro lado, que la persona en rehabilitación logre un equilibrio ocupacional entre un rol productivo, tiempo libre saludable y autocuidado va estrechamente asociado a una definición de su identidad ocupacional y la puesta en práctica de esta (es decir, que despliegue su competencia ocupacional).

 

  • Ideas basadas en la lectura del estudio de Riveros, M. (s/a). Extraído el 8 de Septiembre desde revistas.uchile.cl/index.php/RTO/article/download/151/132
  • Bandura, A. (1977). Toward a Unifying Theory of Behavorial Change. Disponible en https://www.uky.edu/~eushe2/Bandura/Bandura1977PR.pdf

Estamos para escucharte : 

Tu nombre (requerido)

Correo (requerido)

Selección:

Tu Mensaje

Audio – Adicciones de Novasalud

Programa especial para conocer cuales son sus daños, como funciona etc. Escucha los audios de nuestros especialistas. Novasalud te escuchamos , queremos apoyarte y guiarte para salir adelante.
,

 

Estamos para escucharte:

Tu nombre (requerido)

Correo (requerido)

Selección:

Tu Mensaje